Las Piedras de Carnac. Misteriosos alineamientos en Francia
0 comentarios

Las piedras o menhires alineados en Carnac, Francia, son una de las pocas construcciones hechas por el hombre que pueden verse desde la luna. Los Alineamientos de Carnac son más antiguos que...

La historia

Las piedras o menhires alineados en Carnac, Francia, son una de las pocas construcciones hechas por el hombre que pueden verse desde la luna. Los Alineamientos de Carnac son más antiguos que Stonehenge o las Pirámides de Egipto


Los alineamientos de Carnac (en francés: alignements de Carnac) son un conjunto de alineamientos megalíticos situados al norte del pueblo del mismo nombre, junto al golfo de Morbihan, en Bretaña (Francia). Es el monumento prehistórico más extenso del mundo, y fue erigido durante el Neolítico, en algún momento entre los años 5 mil y el 3 mil antes de Cristo.


 



Este levantamiento prehistórico posee la mayor concentración de megalíticos del mundo y hasta es posible verlo desde el espacio (Sólo son visibles la muralla China, Nazca y Carnac), conformado por 8 kilómetros de extensión y formando 40 hectáreas de superficie. En el principio de su construcción eran más de 10.000 piedras, ahora sólo quedan 3.000 menhires que son enormes piedras alargadas, dispuestas de forma vertical, enterradas en el suelo y están mínimamente talladas.



El emplazamiento se asemeja a extensas hileras de piedras de diversos tamaños desde los 90 centímetros hasta los 7 metros de altura, adoptando también formas circulares o elípticas (denominándose en este caso un crómlech o crónlech).


 


 


Es importante mencionar que este sitio forma perfectamente un triángulo de Pitágoras, siendo bastante impresionante su construcción en esa época.


Uno de los principales misterios es q estas alineaciones rocosas se realizaron por la mano del hombre, mientras q Pitagoras nacio en el año 580 a. C. y estas piedras estan datadas entre 2000 y 5000 aC. Es decir q no conocian el Teorema de Pitagoras pero tenian altos conocimientos matematicos


 


En total, el sector está dividido en cuatro campos: Alineaciones de Menec, con 1.099 piedras dispuestas en once hileras por 1,2 km. de largo, este alineamiento está flanqueado en sus dos extremos por círculos de piedras (crómlech); Alineaciones de Kermario, tiene 982 menhires en diez hileras que se extienden a través de 1,2 km; Alineaciones de Kerlescan, con 540 piedras, en 13 hileras de 880 metros de largo; y Le Petit Ménec con 100 piedras y se cree que es una extensión de Kerlescan anteriormente mencionado.


 



 


Los fundamentos, funciones, ritos y significados relacionados a este sitio, aún se desconocen, pero se plantea que podrían haber sido construcciones funerarias, necrópolis.


Otras teorías mencionan que son vestigios del gran diluvio universal, o avenidas que conducen a templos ya inexistentes. Algunos mencionan que son restos de campamentos romanos que fueron petrificados por Dios para proteger a San Cornelio (Patrón de la zona de Carnac y del ganado).


A pesar de esto, existen hallazgos importantes que no dejan de sorprendernos y están relacionados a la energía geomagnética (la energía de la tierra más estable y consistente). Este tipo de onda eléctrica longitudinal de la tierra, está polarizada dentro de sus redes de energía. Por lo tanto, la invocación de energía es posible a través del interior de los Menhires (piedras de granito) que funcionan como resonancia de estas ondas, al estar colocados dentro de esta red de energía.


Se debe mencionar que también pudo haber consistido en un complejo astronómico, ya que mediante observaciones pudieron extraer patrones sutiles de movimientos constantes del Sol y la Luna.



Colocaron menhires aislados para indicar puntos significativos por donde salía y se ponía el sol, la luna y ciertas estrellas. Claramente para determinar el día exacto del solsticio se necesitaría un instrumento bastante preciso, pero desde Carnac está claramente señalado el verano y el solsticio de invierno, definiendo de esta forma el año solar.


Existe un gran menhir caído de Locmariaquer, que se especula que pudo haber sido el centro de un inmenso observatorio astronómico apto para predecir eclipses. Entonces, se podría decir que tal como dijo Alexander Thom (catedrático de ingeniería de Oxford y autor de varias obras relacionados a los megalíticas construcciones), estos menhires son utilizados como “papel milimetrado para realizar distintas observaciones astronómicas”, mencionando también que poseen un gran significado matemático.

Votar:
Comentarios
 

Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.